El espacio de trabajo, un activo cada día más valioso para la marca empleadora

oficinas y marca empleadora post, foto Emobok

Foto Emobok.

Oficinas, hogares, oficinas satélites, espacios de coworking, hoteles… ¡nuestros lugares de trabajo nunca habían evolucionado tan rápidamente, revolucionando así todos nuestros espacios habitables! Ahora bien, clima laboral, bienestar y experiencia de los colaborares y desarrollo de marca empleadora, son hechos de la vida laboral que siguen marcando la diferencia entre un buen y un mal lugar para trabajar, sea donde sea.

Mientras, muchos sectores de actividad luchan en una nueva “guerra por el talento”, ¿podría la calidad de los espacios de trabajo convertirse en una palanca para aumentar el atractivo de la marca empleadora? Sí, rotundamente. Así lo corrobora la última edición del“Baromètre Actinéo de la qualité de vie au travail”

Este estudio ofrece pistas para entender las tendencias en calidad de vida laboral y cómo éstas influyen en la forma en que las empresas diseñan sus espacios de trabajo.

El cambio en la forma de trabajar: ¿Cómo han evolucionado las oficinas?

El cambio en la forma de trabajar ha llevado a una evolución significativa en el diseño y funcionalidad de las oficinas. Las oficinas tradicionales, con cubículos y salas de reuniones cerradas, han sido reemplazadas por espacios abiertos y colaborativos que fomentan la creatividad y la interacción entre los empleados. Además, la tecnología ha permitido que los trabajadores sean más móviles y flexibles en su ubicación y horarios, lo que ha dado lugar a una mayor demanda de espacios de trabajo remotos o en lugares alternativos como cafeterías o bibliotecas. La iluminación natural, la calidad del aire y la ergonomía también son factores clave en el diseño de las nuevas oficinas, ya que se ha demostrado que estos elementos tienen un impacto directo en la productividad y el bienestar de los empleados.

La importancia del espacio para la marca empleador

Diferentes estudios vinculados al workspace pero también a los Recursos Humanos ponen en valor la importancia del espacio físico como factor determinante para la marca empleadora. Este concepto se refiere a la imagen que proyecta una empresa como empleadora y cómo esta imagen puede influir en la atracción y retención del talento. Según el citado barómetro, por ejemplo, un 70% de los encuestados considera que el espacio de trabajo es uno de los aspectos más importantes al elegir un empleo.

Un 70% considera que el espacio de trabajo es uno de los aspectos más importantes al elegir un empleo.

El espacio físico se ha convertido en una herramienta estratégica para las organizaciones, ya que contribuye a fortalecer su identidad y a generar una experiencia positiva para sus colaboradores internos y externos. El informe de Actineo revela también que el 85% de los encuestados considera que la calidad de vida en el trabajo es un factor importante para su bienestar. Además, el estudio muestra que los empleados valoran cada vez más la flexibilidad laboral, la ergonomía y la iluminación natural en sus lugares de trabajo. De hecho, el 62% de los encuestados cree que su espacio de trabajo influye en su rendimiento y productividad. Por otro lado, la encuesta también señala que los trabajadores esperan que las empresas se preocupen por su salud y bienestar, y que ofrezcan programas y actividades que promuevan hábitos saludables. En general, los resultados del barómetro indican que la calidad de vida laboral se ha convertido en un factor clave para la retención del talento y para la construcción de una marca empleadora sólida.

El 62% de los encuestados cree que su espacio de trabajo influye en su rendimiento y productividad.

Foto: DileOffice

El bienestar y la salud como factores clave en la marca empleadora

No es de extrañar, por lo tanto, que el bienestar y la salud se hayan convertido en factores clave en la transformación de las oficinas. Con el objetivo de crear entornos laborales más saludables y productivos, las empresas están tomando medidas para mejorar el bienestar físico y emocional de sus empleados. Así, se observa una creciente preocupación por el bienestar y la salud en el diseño de los espacios de trabajo. Esto implica la implementación de elementos como áreas de descanso, zonas verdes, iluminación natural y espacios para la práctica de ejercicio físico. Además, se están promoviendo políticas que fomentan la conciliación entre vida personal y laboral, como la posibilidad de trabajar desde casa o tener horarios flexibles. Todo esto busca reducir el estrés laboral, mejorar la satisfacción de los empleados y, en última instancia, aumentar su productividad.

La flexibilidad laboral y su impacto en el diseño de espacios de trabajo

En efecto, la flexibilidad laboral se ha convertido en una tendencia clave en la forma de trabajar actualmente, y esta flexibilidad tiene un impacto directo en el diseño de los espacios de trabajo. En lugar de tener oficinas tradicionales con puestos asignados, las empresas están optando por espacios abiertos, no territoriales y soluciones versátiles que fomentan la colaboración y el intercambio de ideas. Las oficinas son hoy un ecosistema social con diferentes espacios que el usuario elige según sus necesidades del momento.

En definitiva, el espacio de trabajo se ha convertido en un factor clave para la atracción y retención de talento en las empresas. La transformación de las oficinas no solo implica una mejora en la calidad de vida laboral de los empleados, sino también un reflejo de la cultura y valores de la marca empleadora. La flexibilidad laboral, el bienestar y la salud son elementos cada vez más valorados por los trabajadores y, por tanto, deben ser considerados en el diseño y gestión de los espacios de trabajo si las empresas quieren atraer y retener al mejor talento.. Es importante seguir analizando las tendencias y evolución del espacio laboral en el futuro, ya que su impacto en la productividad y satisfacción de los empleados es indudable. ¿Cómo pueden las empresas adaptarse a las nuevas formas de trabajo? ¿Qué papel jugarán las tecnologías emergentes en la transformación del espacio laboral? ¿Y el compromiso social y medioambiental?

Instamos a las empresas a aprovechar este momento para pensar en cómo pueden mejorar los entornos de trabajo de una manera que aumente el compromiso y el bienestar de los empleados, fomentando así la asistencia, aumentando la retención y atrayendo nuevos talentos. Ahora es el momento de actuar y replantearse sus oficinas.

 

Este sitio web utiliza cookies y si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Pinche aquí para mayor información sobre nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies