La oficina ideal, el 70% de los empleados concede gran importancia a su diseño

El Observatorio de la Calidad de Vida en el Trabajo, Actineo, ha presentado un estudio sobre los espacios de trabajo, con los resultados de una encuesta realizada en cinco grandes áreas metropolitanas: París, Londres, Amsterdam, San Francisco y Singapur.

El estudio plantea tres cuestiones: cómo percibimos los espacios de trabajo actuales; cuál está siendo el impacto de la Covid-19 en las dinámicas de trabajo y en los entornos laborales, y dónde y/o cómo nos gustaría trabajar mañana.

Satisfechos con su entorno de trabajo

Según esta encuesta, el 51% de los entrevistados trabaja habitualmente en una oficina abierta. El 17% señala que no tiene un puesto de trabajo asignado en su lugar habitual de trabajo.

En general, las plantillas se muestran bastante satisfechas con su entorno de trabajo. Para el 87% de los trabajadores preguntados, su lugar de trabajo se ajusta a sus necesidades, y para el 81% su empresa vela por el bienestar de sus plantillas en el lugar de trabajo.

El 61% reconoce que el principal inconveniente con su entorno laboral actual son los desplazamientos. En este sentido, el 79% demanda condiciones para un mejor equilibrio entre vida personal y profesional.

¿Cómo trabajaremos mañana?

Respecto al impacto de la Covid-19 en los espacios de trabajo, el informe de Actineo señala que el número de trabajadores que trabaja desde casa ha ascendido del 21 al 83% a causa de la pandemia. El incremento es mayor en Amsterdam y París que en Londres, Singapur y San Francisco. Lo que está claro es que la crisis sanitaria ha cambiado el dónde y el cómo trabajamos.

La cuestión es: ¿cómo trabajaremos mañana? En opinión de los entrevistados por Actineo, cuando termine esta pandemia, los lugares de trabajo y las formas de trabajar serán totalmente diferentes a las actuales (para el 20%); para el 56%, algo diferentes y para el 18% serán exactamente como antes de la crisis sanitaria.

Los trabajadores encuestados pronostican que incrementará el número de empleados que abandonarán las ciudades y trabajarán desde casa o desde espacios coworking, en entornos de trabajo más amigables y flexibles.

De sus empresas, esperan (varias elecciones entre una lista de propuestas): un puesto de trabajo asignado (el 89%) y no asignado (un 30%).

Un espacio asignado cerrado e individual es la opción ideal para el 50%, y una estación de trabajo asignada en un espacio abierto, con áreas privadas y zonas de reunión próximas, el entorno perfecto para un 35%.

Al 85% de los entrevistados les gustaría trabajar desde casa por lo menos un día a la semana, y el 83% de los que nunca han trabajado desde casa estarían interesados en hacerlo.

El 67% considera que el home office es muy positivo para las empresas, y para más de la mitad de los entrevistados es muy importante disponer de un tercer espacio para tetrabajar (coworking, hoteles…).

El regreso a la oficina, ¿qué es lo más valorado?

El informe también plantea las razones para volver a la oficina. Para la mayoría, la respuesta es socializar y marcar nítidas fronteras entre trabajo y vida personal.

El 41% quiere ir a la oficina para mantener conversaciones informales y disfrutar de momentos agradables con sus compañeros; el 34% para tener conversaciones profesionales más efectivas; el 26% valora el poder intercambiar impresiones con sus managers; el 18% quiere acceder a los servicios de su lugar de trabajo, y el 39% valora especialmente contar con un área de trabajo separado de su vida privada.

Para el 19% de los entrevistados, el equipamiento de sus hogares sería un impedimento para el teletrabajo. En general, valoran con un 7.5 sobre 10 su nivel de satisfacción con el equipamiento que disponen en casa para trabajar, y con un 7.6 su eficiencia.

Ahora bien, al 74% le gustaría que su empresa les ayudase a mejorar su experiencia con el home office para trabajar más confortablemente.

El espacio de trabajo ideal

Ya en la empresa, el espacio de trabajo ideal debe tener espacios individuales para la concentración (para el 42% de los entrevistados), y para el 32%, debe disponer de espacios para el trabajo en equipo y la colaboración.

El espacio ideal del 33% de los entrevistados debe asegurar una buena higiene. El 22% de los encuestados quiere áreas para la relajación; el 21%, espacios que fomenten la creatividad y un 25%, espacios informales para la distensión.

La decoración del entorno de trabajo ha de ser personalizada y adaptada a las necesidades de cada equipo para el 16% de los entrevistados, y debe reflejar la cultura y los valores de la compañía para el 14%.

El 26% aspira a un diseño sostenible, y el 21% quiere que la oficina aliente a las personas a actuar de manera ética y medioambientalmente responsable.

El estudio concluye que el 70% de los empleados concede gran importancia al diseño y la decoración de sus entornos de trabajo.

 

Este sitio web utiliza cookies y si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Pinche aquí para mayor información sobre nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies